Arquitectura Contemporánea: Características y Ejemplos

Daniela Diana

La arquitectura contemporánea es la arquitectura del siglo XXI.

Ningún estilo es dominante; Los arquitectos contemporáneos trabajan en muchos estilos diferentes, desde el posmodernismo y la arquitectura de alta tecnología hasta formas y diseños altamente conceptuales y expresivos, que se asemejan a esculturas a escala monumental . Los diferentes estilos y enfoques tienen en común el uso de tecnología muy avanzada y materiales de construcción modernos, como la estructura de tuberías, que permite la construcción de edificios más altos, livianos y resistentes que los del siglo XX, y el uso nuevas técnicas constructivas como el diseño asistido por ordenador, que permite diseñar y modelar edificios en tres dimensiones con ordenadores y construirlos con mayor precisión y rapidez.

Evolution Tower – Moscú

Los edificios y estilos contemporáneos varían ampliamente. Algunas tienen estructuras de hormigón envueltas en mamparas de vidrio o aluminio, fachadas muy asimétricas y secciones en voladizo que se ciernen sobre la calle. Los rascacielos retuercen o rompen las facetas del cristal. Las fachadas fueron diseñadas para brillar o cambiar de color en diferentes momentos del día.

Estadio Nacional de Beijing

Si bien los principales monumentos de la arquitectura moderna del siglo XX se concentraron principalmente en Estados Unidos y Europa Occidental, la arquitectura contemporánea es global; se construyeron nuevos edificios importantes en China, Rusia, América Latina y particularmente en los estados árabes del Golfo Pérsico; el Burj Khalifa en Dubai es el edificio más alto del mundo en 2019 y la Torre de Shanghai en China es la segunda más alta.

Hard Rock Hotel – Singapur.

La mayoría de los hitos de la arquitectura contemporánea son obra de un pequeño grupo de arquitectos que trabajan a escala internacional. Muchos fueron diseñados por arquitectos ya famosos a finales del siglo XX, incluidos Mario Botta, Frank Gehry, Jean Nouvel, Norman Foster, Ieoh Ming Pei y Renzo Piano, mientras que otros son obra de una nueva generación nacida durante o después de la Segunda Guerra Mundial. entre ellos Zaha Hadid, Santiago Calatrava, Daniel Libeskind, Jacques Herzog, Pierre de Meuron, Rem Koolhaas y Shigeru Ban.

El centro de transporte del World Trade Center en la ciudad de Nueva York

Otros proyectos son el trabajo de colectivos de diversos arquitectos, como UNStudio y SANAA, o agencias multinacionales gigantes como Skidmore, Owings & Merrill, con treinta arquitectos asociados y grandes equipos de ingenieros y diseñadores, y Gensler, con 5.000 empleados en 16 países.

Volumen ilegible en el primer contacto

Paralelamente, durante este período se desarrolló una contracultura a la arquitectura modernista y posmodernista que dominó la segunda mitad del siglo XX. El siglo XXI vio la creación de varias organizaciones dedicadas a promover la arquitectura local y tradicional. Estas organizaciones incluyen la Red Internacional de Edificios Tradicionales, Arquitectura y Urbanismo (INTBAU), el Instituto de Arquitectura y Arte Clásicos (ICAA) y el Premio Richard H. Driehaus.

Meadows Museum en Dallas – Texas – Nuevo clasicismo

Entre los arquitectos destacados de este nuevo movimiento tradicional se encuentran Michael Graves, Léon Krier, Yasmeen Lari, Robert Stern y Abdel-Wahed El-Wakil, entre otros .

Las características de la arquitectura contemporánea

Tecnología

La arquitectura contemporánea se basa en el uso de materiales y tecnologías avanzadas en la construcción civil. Piezas ornamentales realizadas con materiales resistentes – con estructura metálica y acabado en fibra sintética, que conjugan fuerza y ​​belleza. Los programas específicos para la elaboración de proyectos también se han vuelto muy importantes para todas las etapas de la creación, ya que ayudan en la economía y flexibilidad del trabajo.

Un World Trade Center

Sustentabilidad

Desde el siglo pasado vivimos un hiperdesarrollo industrial y urbano, que requería recursos naturales en tal volumen que el planeta no puede atender por mucho más tiempo. Por tanto, la sostenibilidad se ha convertido en una consigna en la arquitectura contemporánea.

Actualmente, el objetivo es aprovechar la luz natural para ahorrar energía; se utilizan materiales reciclables y resistentes, lo que evita el cambio y eliminación obligatorios; La práctica modernista de hacer más con menos continúa; se usa mucho el vidrio, como forma de permitir la integración entre espacios internos y externos; El paisajismo también se utiliza de forma inteligente.

Muro Verde en la Escuela de Artes – Singapur

Contraste en la composición estética

Como continuación del posmodernismo, la arquitectura contemporánea ha dejado de lado el diseño lineal modernista para valorar las formas compuestas, fragmentadas e incluso distorsionadas.

Hay un contraste en la composición visual, a veces simétrico, a veces asimétrico e incluso irregular. Este contraste en el resultado de la composición visual de las fachadas se logra mediante interposiciones volumétricas, materiales y cromáticas.

El resultado de esta práctica tiende a generar composiciones estéticas, a veces caóticas, a veces futuristas ya veces bastante atractivas.

Con fuertes conexiones futuristas, la arquitectura contemporánea también presenta formas fragmentadas y distorsionadas propias del movimiento conocido como deconstructivismo.

Complejo residencial CityLife – Milán

Elementos de alto estándar

Si bien este género promueve la simplicidad y el minimalismo, esto no significa que los elementos utilizados deban ser de baja calidad. Por el contrario, para promover la comodidad y la belleza, se valora mucho el uso de materiales de alta calidad.

Las piezas que decoran los ambientes también siguen el concepto minimalista. Sin embargo, la calidad no queda en segundo plano.

Residencias Contemporáneas

Una casa de estilo contemporáneo suele tener líneas simples y minimalistas, tanto en la fachada como en el interior, con una composición volumétrica explícita que define la forma de la casa y sus ambientes internos.

Volúmenes

Está pensado de forma geométrica, minimalista pero combinando toda la tecnología disponible en los tiempos actuales.

En estas casas encontramos grandes ventanales y grandes espacios internos, con techos altos, que transmiten sensación de amplitud y claridad.

Fachada residencial contemporánea – Contraste y fragmentación

Sus ambientes están integrados, con pocos muros de mampostería en las áreas sociales. Y, cuando es necesario tener una división en el área social, por ejemplo, entre el área interna y externa, se realiza con puertas corredizas de vidrio, permitiendo así una integración visual entre los dos ambientes.

Casa de estilo contemporáneo: contraste entre volúmenes y materiales

La fachada es un elemento muy importante para caracterizar el estilo contemporáneo y suele estar repleta de vanos. Son bastante habituales los conjuntos de volúmenes y materiales de alta calidad, así como las fachadas con volúmenes que sobresalen hacia el exterior con algún acabado destacado como paneles de madera o brises.

El área de ocio de una casa contemporánea se considera el foco de muchos proyectos. Por este motivo las piscinas suelen ser grandes y de formas orgánicas con cascadas o chimeneas. El espacio gourmet, siempre integrado en la sala de estar o la cocina, cuenta con encimeras de piedra y generalmente muchos sillones modernos con una gran mesa.